Selene Arregoitia

— Directora de Recursos Humanos

El común denominador de mi vida personal siempre ha sido buscar un equilibrio que me permita ser definida como mamá y profesionista exitosa. Puedo decir que antes de este empleo estuve en diversas empresas donde después de años de esfuerzo y resultados exitosos logré gozar de “cierta flexibilidad”, sin embargo, esa definición de flexibilidad no cubría mis expectativas y no me sentía completamente retribuida. En mi puesto actual puedo decir que por primera vez en mi vida cuento con la total confianza de directivos que creen que las metas organizacionales no siempre deben lograrse a través de horarios de oficina y, que los compromisos de madre son igualmente importantes que un compromiso organizacional.

Hoy en día la flexibilidad laboral crea entornos de trabajo agradables donde prima la confianza, permite la retención de talentos a nivel empresarial por más tiempo y mejora el desempeño de los empleados, en tiempo y forma.

La flexibilidad laboral requiere un cierto grado de responsabilidad por parte de las personas que disfrutan de ella. En mi caso, en donde actualmente estamos renovando y/o creando todos los procesos organizacionales, requiero espacios de lectura, benchmark con otras empresas y trabajar en los procesos que crearemos, lo cual requiere una fuerte inversión de tiempo, sin embargo, tengo eventos escolares de mi hija que son en horarios laborales y que son igualmente importantes, por lo que tener la confianza total de que el acudir a estos eventos no mermará en mis compromisos y metas organizacionales para mi hace que regrese con creces a la empresa donde laboro.

En mi trabajo, como Director de Recursos Humanos, contribuyo en lograr el cumplimiento de la estrategia de la organización a través de seleccionar el mejor talento que va a trabajar en ella y, al mismo tiempo, juego un papel muy importante en garantizar la buena marcha de los colaboradores, su satisfacción y el buen desempeño en sus puestos a través de la implementación de una Cultura Organizacional.

Mi consejo va hacia todas las mujeres en general. Les pido que por favor veamos como el mundo entero se está transformando y grandes organizaciones están optando por poner a sus empresas al mando de mujeres (Pepsico, Google, GM, etc.). Estás mujeres son igual que todas nosotras, todo está en prepararnos constantemente (nunca dejar de aprender), retarnos día a día en ser mejores profesionistas y madres, lo cual, a través de una organización absoluta, partners de apoyo y comunicación efectiva hacia jefes, pareja, padres e hijos puede lograrse.

Asegúrense por favor de estar en empresas que confíen en tu talento no importando si eres hombre o mujer. Organizaciones que apuesten por lograr grandes cambios y que en verdad se preocupen por el equilibrio profesional de sus colaboradores, con una filosofía basada en la confianza y valores organizacionales.

1 reply
  1. Claudia Paola Castro Bobadilla
    Claudia Paola Castro Bobadilla says:

    Hola! Sueño que, en un futuro cercano, mi testimonio también pueda estar en esta página. Tengo 51 años y estoy en búsqueda activa de trabajo. Lo que he detectado es que muy pocas empresas, aún cuando dicen que han evolucionado en temas laborales de inclusión y no discriminación, hay un gran trecho del dicho al hecho. He vivido en primera persona la discriminación por la edad, por género, por apariencia física, etc. sin tomar en cuenta mi sólida experiencia en el área de Recursos Humanos. Mi último puesto fue HR Manager a nivel LATAM. Mi salida de mi último empleo, fue renuncia voluntaria, motivo? Mobbing!!! por parte del Director General. Otro tema que no sale a la superficie tan fácilmente. Pero esto me ayudó a poner límites, a valorarme como persona y mujer, y no permitir que nadie, por mucho poder que tenga, humille y trate a las personas con bajezas difíciles de explicar. No me rindo, y sé que llegará esa persona o el lugar, en donde serán reconocidos, valorados y apreciados mis talentos, que me permitirá ayudar al mayor número de personas y establecer las bases sólidas de respeto, transparencia, ética, responsabilidad, inclusión, no discriminación, a todas las personas sin excepción. Cuento con que Bolsa Rosa también fomente estas acciones que permitan seguir promoviendo en las empresas cambios sustanciales que demuestren que no hay que temer de las mujeres en posiciones jerárquicas iguales o superiores, no hay competencia, hay cooperación. Saludos.

    Responder

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *