Priscila Castillo

— Tesorera

Soy mamá de 3 niños y estoy esperando al cuarto. Con mis primeros dos yo trabajaba en Cemex y pertenecía a un programa con horario de flexibilidad para mamás. Medio día trabajaba en la oficina y medio día de forma remota desde mi casa. Estaba muy contenta de poder combinar ambas cosas y seguir siendo laboralmente productiva.

Sin embargo, mi esposo y yo tuvimos que dejar nuestros trabajos para mudarnos a otra ciudad al negocio familiar, ahí duramos un año en el cual yo no laboré y me di cuenta de la necesidad que yo tenía de mantener mi mente ocupada en otras funciones diferentes a las de ser mamá.

Regresamos a Monterrey, y en un par de meses quedé embarazada de mi tercer hijo. Estaba muy preocupada porque no pensé encontrar un trabajo donde pudiera combinar las dos facetas de mi vida: la profesional y la personal. Cuando di a luz, solo pasaron 2 semanas en que ingresara mi información a Bolsa Rosa y muy rápido encontré este trabajo en el cual tengo jornada reducida.

Bolsa Rosa me ha permitido no perder mi individualidad y disfrutar mi tiempo profesional y mi tiempo de mamá al máximo. Me siento muy comprometida porque sé que no es sencillo tener esta flexibilidad por lo que no la quiero perder, por lo tanto intento desempeñarme al máximo en mis funciones.

Tengo ciertas métricas diarias que tengo que reportar para dar por concluido el día. Mis niños salen a las 2:30 p.m. de la escuela, por lo que tengo que ser sumamente productiva para poder alcanzar a recogerlos y disfrutar de la flexibilidad que el trabajo me brinda.

Día a día intento eficientizar procesos para hacer más ágil mi día a día y poder involucrarme en todos los temas que se requiera.

Creo que en nosotras está el cambio que les podemos dejar a nuestras hijas. Una mujer puede ser lo que quiera ser, profesionista, mamá o ambas. Si nosotras que estamos iniciando el tema de flexibilidad laboral nos desempeñamos favorablemente, las empresas van a seguir apostando por este esquema. Por lo que hay que seguir dando el 100 en nuestro día a día por nosotras y por las futuras generaciones.

Para las que aún están buscando un trabajo flexible, les aconsejo que confíen en que lo encontrarán y podrán mantenerlo. Yo he podido criar a 3 hijos (casi 4) menores de 5 años (5,4,1, 0), acompañarlos a sus piñatas, recogerlos de la escuela y demás labores maternales, pudiendo ocupar mis mañanas en sentirme productiva y haciendo uso de las capacidades para las cuales estudié durante tantos años. Así que si se puede!

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *