Conocerse es crucial

El conocerse a uno mismo es muy importante y necesario en cualquier ámbito de la vida, pero en lo que respecta al trabajo es crucial, porque de esta manera nos ayuda a saber como vendernos mejor, conseguir lo que buscamos, llegar a donde queremos.

Actualmente soy Headhunter Virtual y Asesora, y una de las cosas con las que me enfrento (algunas veces) a la hora de entrevistar o dar una asesoría y ver sus CVs (los cuales muchas veces son impactantes), muchas de ellas se encuentran con un miedo a volver a trabajar, a pedir un cambio de puesto, a pedir un aumento, a pedir trabajo. Y lo que detecto es que, muchas veces no se conocen a ellas mismas, no saben como vender el gran talento que tienen.

Pero analicemos un poco este tema del autoconocimiento. Desde pequeños, nos vamos formando una autoimagen y le vamos dando forma con todas las experiencias que vamos viviendo y en gran medida a la convivencia con los demás y este es el punto que le damos demasiada importancia a lo que los demás dicen sobre nosotros o sobre lo que se supone debería de ser, por lo que es muy frecuente que el concepto que tenemos de nosotros mismos lo dejamos en manos de otros, dándole valor a la opinión de los demás. Es entonces cuando saboteamos nuestra propia imagen y dudamos o dejamos de creer en nuestras habilidades, en nuestro talento, esas cosas que nos hacen únicos y son la herramienta para lograr metas o deseos.

Muchas veces he escuchado el tema de que “Si no crees en ti mismo, entonces nadie tendrá una razón para hacerlo.”

Por lo que quiero decirte a ti que estas leyendo esto, todo en ti es único e importa cada detalle de ti, pero es posible que, al compararte con los demás, quisieras tener más dinero, una mejor casa, un auto del año, tener más estatura, verte mejor y un sin fin de cosas que simplemente lo único que hacen es agobiar; por lo que te digo, es mejor que dejes de compararte, que dejes de mirar las realidades ajenas porque no son las tuyas y que, reconociendo lo que tienes, empieces a enfocarte en lograr todo lo que puedes, agradeciendo lo que tienes y sabiendo que eres perfectamente imperfecto, que eres una obra maestra.

Cuando reconoces esto, en primer lugar, por simple que parezca, abres tus caminos a nuevas posibilidades, nuevas puertas empiezan a ponerse en frente a ti y comienzan a abrirse. Como tú te ves, así te verán los demás. Si tu te ves como poca cosa, que no vales, que nadie dará cinco pesos por ti y que ni al caso entender porque estás en esta vida, así te verán los demás. Pero si tú, empiezas a reconocer, asumir y a creerte todo lo que por lo cual nadie en este mundo puede competir contigo porque eres único, entonces crees en ti y los demás creerán en ti.

Es una realidad que no siempre nuestros días brindan lo que esperamos y a veces nuestra vida toma rumbos imprevisibles, más que preguntarte constantemente por qué tu vida se ha tornado como es ahora o por qué no es como la del vecino, de tu compañero de trabajo, etc. Acepta el camino abierto que tienes por delante con todas tus capacidades para lograr lo que deseas. Recuerda aquellos momentos atrás en los que superaste grandes dudas, conflictos, retos, en los que muchas de tus ahora realidades eran sueños, planes, proyectos, metas. Recuerda cuando triunfaste en algo que creías imposible. Tú eres esa misma persona, con esas mismas cualidades y continuarás venciendo e imponiéndote. No lo olvides, no lo cambies, no dejes de creer.

Si tú crees en ti, no importa lo que diga el resto. Estas aquí para hacerlo, no para escuchar opiniones o mejor dicho: críticas. Si crees en ti mismo no necesitas que nadie apruebe tus decisiones y planes. La confianza en ti mismo es suficiente. No olvides que todo esfuerzo es inútil si no crees en ti. Intenta decir algo tan sencillo como: “Yo creo en mí mismo”. No siempre es fácil pero, si tú no crees en ti mismo, ¿quién lo hará? Puedes tener éxito aún cuando nadie crea en ti, pero nunca lo tendrás si no crees en ti. Persigue tus sueños y siempre cree en ti. Ocúpate de tu persona, sé tu propio maestro y cree en ti.

Algunos tips que pueden ayudarte en el camino,

  • Date un tiempo, sientate, escribe y preguntate, ¿quienes soy?, ¿quién quiero llegar a ser?, ¿cómo voy hacerlo?. Esta actividad se puede complementar con un feedback por parte de dos personas que te conozcan muy bien.
  • Crea tu DAFO personal, en este análisis vas a poder detectar tus debilidades / amenazas y fortalezas /oportunidades. Para ello has de tener en cuenta que estás valorando tus caracterísiticas tanto internas como externas o de la situación. En el apartado interno, para el que utilizarás una hoja, deberás indicar tus debilidades y fortalezas, lo que consideras que te diferencia y los puntos débiles que tienes. A nivel externo analizaremos las amenazas y oportunidades que pueden perjudicarte o ayudarte en el cumplimiento de tus objetivos. Esto es clave para una entrevista de trabajo, para emprender, para lo que quieras hacer.
  • Deja de estar pensando en las cosas que están mal, en lo que no puedes hacer, en los errores cometidos. Centra tus energías en lo que sí vale la pena, en tus fortalezas, en tus dones y capacidades, en todas las nuevas oportunidades que puedes crear.
  • Evita las frases: “No puedo”, “Es imposible”, “Es tan difícil”, “Me cuesta”, “Si yo fuera capaz…”, “Si tuviera, fuera, hiciera… podría”. Deja a un lado esos pensamientos negativos que lo único que hacen es mantenerte paralizado, empieza a pensar en los aspectos positivos.
  • Repite cada día: “lo puedo hacer”, “tengo capacidad para realizar este trabajo…”, “lo estoy logrando”. Al afirmar cambias tus patrones de pensamientos y por consiguiente tus sentimientos.
  • Sal de tu zona de confort, atrévete, considera nuevas cosas, descubre nuevos talentos ocultos, date oportunidades de hacer algo que nunca te habías atrevido. Disfruta de las habilidades que con el tiempo has desarrollado en la vida, reconócete.
  • No tengas miedo de ser tú mismo, de expresar tus ideas, valores, opiniones. Concédete el derecho a tener opiniones, pensamientos o actuaciones.
  • Lo que los demás piensen de ti no tiene que importarte. Lo que otros digan sobre ti no te define. Tienes que creer en ti mismo cuando nadie más lo haga porque eso te convertirá en ganador.

Tu mejor inversión eres “TÚ”, así que manos a la obra.